miércoles, 22 de febrero de 2012

Soy yo

Arrastrándome desnuda, manchando de barro cada parte de mi cuerpo.
A veces, muy pocas en realidad, el sol solía salir a saludarme pero justo creía poder ponerme de pie cuando tormentas de polvo cegaban lo único que creía real, mi vista. ¡Qué ciega estaba!

Las heridas prohibían mi caminar, tampoco llegué a levantarme. 
Escuchaste un llanto?

Eso, era yo.

4 comentarios:

  1. Que bonito! Bueno,..bienvenida al mundo del blog? Jaja! Te sigo! ;)

    ResponderEliminar
  2. Oh gracias! no sé bien bien como funciona pero poco a poco acabaré cogiéndole el truquillo. Un besín!

    ResponderEliminar
  3. Aiish q boniitoo! te sigoo wapaa! (L)

    ResponderEliminar
  4. No está nada mal... Haces mejor las metáforas que yo. n_n

    ResponderEliminar